Image Image Image Image Image

06

Aug

Crónica de un Rescate

  • By David Cayuela

El pasado día 23 de Julio la localidad de Rubielos de Mora (Teruel) se vio seriamente afectada por una fuerte tormenta en forma de granizo de grandes dimensiones. Alguna de las piedras del tamaño de pelotas de tenis. Muchos de vosotros ya sabréis de las consecuencias por los medios de comunicación: más de 300 coches con las lunas rotas y carrocería abollada, tejas rotas, cubiertas dañadas…

 

 

 

 

 

 

Pero, qué sabemos de cómo afectan estos fenómenos meteorológicos a nuestra fauna? Pues realmente bien poco. El año pasado una tormenta similar mató a 300 flamencos en la Laguna de Pétrola  (Albacete) que ni supieron o pudieron encontrar cobijo para evitarla. Y es que son muchas las especies que mueren o resultan heridas por el pedrisco.

Esa misma tarde tras el apedreo en Rubielos, nuestro buen amigo Manolo Górriz (del Hotel Los Leones) nos alerta de un pollo de Águila que se encuentra en el suelo, inmóvil. Tras comunicarlo al Agente de Protección de la Naturaleza de la localidad, en pocos minutos estábamos allí para analizar la situación. Y es que con toda seguridad La joven Águila Calzada (Hieraetus pennatus) se lanzó precipitadamente al vacío desde su nido para evitar una muerte segura, debido a lo expuesto que se encontraba el nido situado en la última horquilla del árbol. Tras comunicarnos con el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca (Zaragoza) y determinar que si pasaba la noche en el suelo sería presa de algún zorro o garduña procedemos a capturarlo con una manta y depositarlo en una caja. El pollo se encuentra bien. Hasta ahí la parte fácil del rescate, ahora toca solo subirlo a un nido situado a más de 15 m de altura. Pero ante problemas difíciles…soluciones creativas!

 

Una llamada a otro amigo y la mejor respuesta que nos podía dar “Enseguida estoy allí” Al poco tiempo, Luisja (electricista de Rubielos) acude con su carretilla telescópica, maquinaria pesada destinada a otros fines pero que a pesar de los inconvenientes de poder acceder hasta el árbol y dirigir la cabina entre las ramas nos permitió dejar el pollo en el nido.

 

 

 

 

 

 

Prácticamente a las 22:30 h de la noche terminábamos las labores de rescate. Muy orgullosos de la la labor realizada, pero sobre todo de contar con personas que desinteresadamente dejaron sus quehaceres y pusieron a nuestro servicio lo que hiciera falta para salvar a esta Joven Águila Calzada. Confirmar también que, dos semanas después, el precioso pollo de fase oscura ya vuela por los alrededores del nido para, gracias a Manolo, Antonio y Luisja, iniciar en breve un largo viaje migratorio del que confiamos regrese el año que viene.

Con este relato queremos también animaros a que tras catástrofes como temporales de granizo, fuertes tormentas, incendios,… aprovechar ha para salir al monte, pueblos o ciudades porque seguro habrá Fauna que nos necesite.

 

Tags | , , , , ,